miércoles, 29 de febrero de 2012

Paraguay: buscan cambiar los caballos de los recicladores por motocargas

Por:  Diario ABC (Paraguay)

La empresa Brassur manifestó su interés en colaborar con el proyecto y ofreció capacitar a quienes se decidan por ese vehículo para evitar la tracción a sangre

Carlos Mangabeira, director de la empresa, expresó su intención de apoyar el proyecto del concejal colorado Hugo Ramírez, que busca colaborar con los recicladores que utilizan caballos para trabajar, los que en muchos casos son maltratados y están mal alimentados.

"Con esto, no sólo se evitará cualquier maltrato animal, sino que los recicladores podrán mejorar su nivel de vida", sostuvo el funcionario. La iniciativa consiste en un plan piloto con los "carriteros" que están en la asociación conocida como Carrucoop.


Como primera medida, se procedió a la visita de una fábrica para conocer si al cambiar los animales por motos tendrían un lugar donde llevar lo recolectado. En lo sucesivo se efectuarán encuentros con las compañías que se dedican a la venta de estos rodadospara celebrar acuerdos que les permitan a los usuarios adquirirlas con las mayores ventajas, explicó Ramírez. 

"Como las normativas dictan que a las grandes empresas no pueden ingresar carritos tirados por caballos, los recicladores deben acudir a un tercero. Ahí ya pierden parte de su ganancia. Con la moto se benefician ellos y también nosotros porque nos acercan mayor cantidad de material", sostuvo el concejal.

Por su parte, el directivo de la empresa anticipó que si se adopta un buen proyecto la firma daría su apoyo: "Nosotros podemos presentar un registro que respalde el dinero que estas personas perciben por día, de manera que tengan un sostén financiero a la hora de solicitar sus motos", aseguró.


martes, 28 de febrero de 2012

Comunidad de Itagüí, denuncia maltrato a caballos cocheros

Por: AnimaNaturalis

Más de 100 caballos recorren las calles de Itagüí, soportando aún maltratos y vejaciones por parte de los zorreros. Falta un año para erradicar los VTA’s en este municipio antioqueño. 

Aunque en Medellín, Sabaneta y Bello los Vehículos de Tracción Animal ya han sido erradicados, en el municipio de Itagüí aún se pueden ver caballos lánguidos y maltratados recorriendo las calles con gran peso de escombros en sus carretas.

La comunidad itagüiseña no aguanta más maltrato hacia los animales, y por ello han publicado a través de youtube un video – denuncia en donde se ve claramente cómo es obligado un caballo a salir al trote con su carreta. A los carreteros no les importó el cansancio del inocente animal, y mucho menos los reclamos de los ciudadanos impotentes ante tal acto.

Por casos como estos, y a raíz de la erradicación de los Vehículos de Tracción Animal en otros municipios de Antioquia, en las grandes urbes colombianas es obligatorio el cumplimiento del decreto 1666 de 2010 “por el cual se establecen medidas relacionadas con la sustitución de vehículos de tracción animal”; cuyo cumplimiento debía ejecutarse para el 30 de enero de 2012.
AnimaNaturalis ha estado en continuo control político sobre el tema en Itagüí, siendo parte activa de la Mesa Ambiental de este mismo municipio y haciendo presión y acompañamiento para generar políticas públicas de protección animal.
Según Juan Guillermo Páramo, vocero de AnimaNaturalis en Itagüí “La Administración local actual está interesada en implementar políticas que mejoren la calidad de vida de los animales, así mismo  la Mesa Ambiental de Itagüí  cuya labor es  no política y reúne a organizaciones sociales  y ambientales del municipio, estará muy pendiente de cómo se desarrollará el proceso, el cual se pretende sacar adelante lo más rápido posible”.

Como Organización seguiremos dando estricto seguimiento al proceso de sustitución de VTA’s en dicho municipio, el cual se ha aplazado para enero de 2013, según  decreto 178 de 2012. Estaremos vigilantes de que los casi 130 caballos sean entregados a hogares adoptivos y tengan su respectiva evaluación de salud, tal como se hizo en la ciudad de Medellín hace 3 años.


lunes, 27 de febrero de 2012

Una reflexión animal

Por: Crónica del Quindío.

Algunos dirán que para qué se utilizan las líneas de este medio para hablar de animales, pues la respuesta es que este periódico acoge la pluralidad de pensamiento y trabaja por la construcción de una sociedad, debido a que ella, según Gandhi: “se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”.

Hoy domingo, cuando quizás los quindianos se dispongan a compartir un día en familia, una gran mayoría puede inclinar la mirada y verá un ser que lo observa detenidamente y le ‘bate’ sin cesar la cola casi al punto de descaderarse. Dicen que eso es la más noble y desinteresada muestra de amor.

Los planes para este día son innumerables. Muchos irán a caminar, de paseo, disfrutarán de una finca o permanecerán en casa, para tomar fuerzas para la semana que inicia. No importa si vive en el sur, en el occidente o en el norte, o en Génova, Pijao, Salento o Montenegro, lo trascendental es que es un día en familia y a ellas va dirigida esta reflexión, debido a que casi todas tienen un particular integrante: una mascota, más comúnmente, un perro.

Sabemos que la sociedad actual padece de diversos problemas sociales, los podemos observar en cada calle y en los comentarios que escuchamos al participar de una charla, empero en este descanso dominical y familiar queremos poner a consideración un hecho para reflexionar y así concienciar a los quindianos sobre el respeto a todo los que nos rodea, en especial a la vida, con la única intención de sembrar en todos una cultura que nos permita ser mejores seres humanos y excelentes ciudadanos.

Hace unas semanas atrás se registró una noticia que pasó inadvertida, talvez porque los afectados fueron unos seres que son inteligentes sin embargo “lo único que les falta es hablar”. En La Tebaida, unos ciudadanos denunciaron que aparecieron varios perros callejeros muertos.

La aparición de cuatro caninos muertos en las calles del barrio Cristales de La Tebaida sacó a la luz pública la situación que se viene presentando en la localidad donde animales callejeros están siendo envenenados en extrañas circunstancias.

No es la primera vez que ha sucedido. Marta Nelly Garcés, integrante de la Asociación Defensora de Animales de La Tebaida, Adat, denunció que el año pasado se presentaron envenenamientos de perros y gatos en los barrios Cantarito, Providencia, Los Sauces, La Nueva Tebaida, cuyas muertes sumaron 16 para un total de 14 perros y dos gatos que fueron intoxicados por medio de comida.

Igualmente, a La Crónica del Quindío han llegado en reiteradas ocasiones quejas ciudadanas de muertes de canes y felinos en barrios de Armenia y en otros municipios de la región, a la vez que en el país se reportan a diario estos hechos que dejan ver una intolerancia y una conducta reprochable por parte de quienes ejecutan estas acciones.

Nuestros lectores que opinaron sobre la noticia publicada el pasado 10 de febrero fueron contundentes en sus comentarios recopilados en la página web. Reclamaron, en resumen, leyes fuertes que castiguen el maltrato animal, además de acciones conjuntas entre las autoridades y las fundaciones protectoras para controlar la población, la que si sigue así puede acrecentar el problema de salud pública.

Urge una estrategia para controlar la población, para ello existen jornadas de castración y además atender a los animales enfermos o abusados y que transitan por las calles, porque también hay equinos en deplorables condiciones que son vulnerados por sus dueños.

La sociedad colombiana posee como todas en el mundo una legislación sobre el tema, empero es laxa y solo cataloga el maltrato a los animales como una contravención. En palabras de a centavo: “Las penas más grandes implican arresto de máximo 12 meses, es decir, son excarcelables”.

El artículo 1 de la ley 84 de 1989, Estatuto Nacional de Protección a los Animales, reza: “A partir de la promulgación de la presente ley, los animales tendrán en todo el territorio nacional especial protección contra el sufrimiento y el dolor, causados directa o indirectamente por el hombre”. Vaya letra muerta.

Con este y otros casos de maltrato a animales se debe colocar sobre la mesa esta discusión desde lo local y lo regional, que pueda ser el inicio para erradicar esta intolerancia y claro aplicar justicia contra quienes infrinjan dolor, daño, pena o muerte a aquellas especies que en muchas otras culturas del mundo son consideradas como “nuestros hermanos menores” y así seamos juzgados con benevolencia, pues como dijo Gandhi: “Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”.

jueves, 23 de febrero de 2012

Buscan prohibir la entrada de menores a las corridas de toros

Por: RCN La Radio

Un proyecto de Ley que será presentado al Congreso de la República en marzo, pretende prohibir la entrada de los menores de edad a las corridas de toros en todo el país.

El senador del Partido Liberal, Camilo Sánchez, autor de esta iniciativa, explicó que según varios estudios que se han hecho “existe una relación directa entre el maltrato animal y el maltrato humano”.

“Aquí hay una doble moral, prohibimos entrar a cine a ver sexo de mentiras, guerra de mentiras, violencia de mentiras, pero aquí a los niños de verdad les permitimos ver sangre, martirio y dolor en una corrida de toros”, señaló Sánchez.

Sobre este argumento del congresista, el especialista en psiquiatría infantil, el doctor Álvaro Franco, dijo que las corridas de toros sí podrían afectar psicológicamente a los niños, especialmente a los menores de 14 años.

“Así como están agrediendo al toro injustificadamente, eso le puede generar temores al niño de que a él también lo coja alguien y lo agreda injustificadamente, porque ese es el mensaje que le están dando, que cualquiera pueda agredir a otro, sin contar con el consentimiento del otro, y sin que hubiera hecho algo malo”.

Organizaciones defensoras de los derechos de los animales respaldan este proyecto de ley de autoría del senador Camilo Sánchez. La vocera de la Organización Anima Naturales Internacional, Andrea Padilla, secundó a los especialistas en psiquiatría diciendo que los menores sí se podrían afectar.

“Esta iniciativa es importantísima, porque en el caso de los menores de edad, son varios y numerosos los estudios que han documentado el impacto negativo en el desarrollo emocional de los niños el presenciar espectáculos violentos en donde se vulnera la vida de otros seres”, aseguró.

Sin embargo, Luis Alfonso García, director ejecutivo de “Asotauros”, rechazó la iniciativa y argumentó que las corridas de toros son espectáculos culturales en donde nunca se han presentado casos de violencia, contrario al futbol, en donde sí ha habido incidentes, sobre todo con los hinchas.

“Si vamos a prohibir una entrada de un menor a un espectáculo violento, debería prohibirse también la entrada a un partido de futbol, pero yo jamás en todos los años que llevo de asistir a una corrida de toros he visto un acto violento”, manifestó.

El senador Camilo Sánchez puntualizó que este proyecto será un complemento a otra iniciativa que ya avanza en el Legislativo y que pretende penalizar el maltrato animal en el país.

miércoles, 22 de febrero de 2012

El león se extingue

Por: Jacinto Antón, El País

Pocas experiencias hay tan impresionantes como oír el rugido de un león en la inmensa noche africana. Ese sonido que parece brotar de las entrañas mismas de la naturaleza y llenarlo todo es la quintaesencia de África. Como lo es la melena del gran depredador. Símbolo regio por excelencia, encarnación del poder, imagen de la fuerza, el león parece inmortal y eterno. Y sin embargo se encuentra en una situación de peligrosa vulnerabilidad, en el límite incluso de la extinción. "Aunque muchos lo consideren imposible, tenemos que empezar a pensar en un África sin leones muy pronto", advierte Dereck Joubert, una de las personas del mundo que mejor conoce a esos felinos. "Si no ponemos remedio inmediatamente, van a desaparecer, y rápido, en 10 o 15 años".

¿Qué amenaza al rey de la selva? "Cinco cosas: el hombre, el hombre, el hombre, el hombre y el hombre", recalca con ferocidad el naturalista. En su opinión, bastaría con 50 millones de dólares - "un precio barato"- para salvar al gran icono de África, del que apenas quedan 20.000 ejemplares, tras ver reducida su población en las últimas dos décadas en un 50 %. Hace medio siglo había 400.000. Pueden parecer muchos esos 20.000, sobre todo si piensas en los devoradores de hombres del Tsavo o de Wangingombe, o si has visto alguno muy cerca. Pero, señala Joubert, solo unos 4.000 son machos. Y, sin contar con los que masacran los furtivos, se cazan con licencia 600 de ellos al año, para trofeos, lo que provoca un declive imparable en las manadas, organizadas segun un esquema familiar.
Dereck y su mujer, Beverly Joubert, sudafricanos, llevan casi treinta años filmando leones e investigando su comportamiento en los grandes parajes del continente, sobre todo en Botsuana y Kenia. Exploradores en residencia de National Geographic, son autores de 22 filmes y diez libros, además de diversos artículos científicos y numerosos reportajes. Saben de leones. Quien firma este reportaje los ha visto desde su mismo todoterreno rastreando a los felinos en la sabana en emocionantes jornadas de garra y colmillo. Una vez, Dereck filmaba tan cerca de una cacería que se manchó de sangre; nunca ha sabido, dice, si quien pasó rozándolo mientras miraba por el objetivo ensimismado fue el búfalo o, ¡Dios santo!, el propio depredador.
Hoy no estamos en los predios del león, ni se recortan en el inacabable horizonte las manadas infinitas de sus presas. Esto es París, no hay más leones que los de bronce que adornan algunas plazas o los de los relieves asirios del Louvre. Los Joubert han dejado sus escenarios salvajes para encender desde aquí la luz roja de advertencia sobre el terrible destino de las fieras.
Beverly viste chic aunque conserva su sombrero. A Dereck se le nota más incómodo, a lo Cocodrilo Dundee en la ciudad. A su paso por el boulevard Saint Germain la gente se gira sin saber bien si se han cruzado con una versión asilvestrada de Karl Lagerfeld o con Buffalo Bill, regresado a la capital francesa con su Wild West Show más de un siglo después. La otra noche se proyectó en primicia en la Biblioteca Nacional de Francia el extraordinario filme de los Joubert Los últimos leones, acerca de una hembra, bautizada Ma di Tau ("madre de leones", en tsuana) que lucha por la supervivencia en Duba, una isla en los pantanos del Okavango, en Botsuana, como una metáfora de su especie. Es una película de enorme dramatismo, con imágenes de los leones cazando en el agua y narrada en tono épico por Jeremy Irons -paradójicamente la voz de Scar, el león malo en El rey león-. La emite mañana lunes a las 18.00 Nat Geo Wild (dial 130 de Canal +) y la siguen cada día hasta el domingo otras producciones sobre leopardos, pumas, jaguares, tigres, guepardos y la pantera nebulosa: una semana de fieras. El filme, acompañado por un libro, sirve de reclamo de la iniciativa Big Cats lanzada por los Joubert para tratar de salvar a los leones y a otros grandes felinos en peligro de extinción (incluye una campaña en Internet).
Sentados en un café, les señalo a los Jou-bert si no les parecen muy crueles algunas escenas de su película -como la del cachorro de león arrastrándose con la espalda rota o la del búfalo con el befo colgando tras un mordisco-. "La naturaleza es indiferente, no cruel", salta Beverly. "No hay maldad en la naturaleza, solo en el hombre". Para amansar a los dos naturalistas les pregunto de qué le sirve la melena al león. Apunto que el gran George B. Schaller, autor del estudio definitivo sobre los leones (The Serengeti lion, 1972, un voluminoso tomo que llevo conmigo para impresionarlos), considera que puede ser un elemento de protección. "Hay muchas teorías, defensa, temperatura", responde Dereck mesándose su propia melena. "Mi opinión es que la usan como bandera, para que los reconozcan los demás". El especialista en leones alaba a Schaller (del que Altaïr ha publicado unos relatos memorialísticos maravillosos en Un naturalista y otras bestias) y su trabajo: "Nos conocemos y nos carteamos, es un gran zoólogo, inteligente y humilde, le consultamos muchas cosas; coincide con nosotros en el declive del león, como todos los expertos". La lectura de The Serengeti lion confirma muchas de las cosas que aparecen en el filme: abundan los leones tuertos, como Silver Eye, la infanticida y acerba rival de Ma di tau. Y la mortandad de cachorros es verdaderamente espeluznante (más del 67 %).
Los Joubert subrayan que hoy existe un consenso absoluto entre los científicos sobre que los leones están cerca de la extinción. Sin embargo, recuerdan, se los puede seguir cazando legalmente en Tanzania, Zambia, Namibia, Zimbabwe y Sudáfrica. Otros países permiten la caza con restricciones y en otros no hay protección legal alguna. Son muy pocos los que han prohibido completamente cazarlos. La presión de los cazadores occidentales que pagan -y mucho- por su trofeo es tan grave, según los naturalistas, como la de los furtivos. "El león es el único felino realmente social y cuando matas a uno toda la manada se resiente", indican. "Hemos calculado que por un león cazado puedes perder veinte. Llevarte un león para colgarlo en la pared supone una tragedia colectiva. Pero no hay forma de que lo comprendan los cazadores, especialmente en los EE UU. Muchos se creen Hemingway". Hay que ver el daño que ha hecho Verdes colinas de África, apunto. "No se dan cuenta de que los tiempos han cambiado. Cazar un león cuando se están extinguiendo ya no es un deporte cool".
Dereck no entiende como muchos cazadores que afirman amar la naturaleza son capaces de matar a un león. "Es inconcebible, dicen 'qué hermoso', y le disparan, así, sin ningún remordimiento. Con una mirada que es difícil sostener si no eres un león, me reprocha como si yo esgrimiera un rifle .375 H&H y no un boli: "Hay muchos españoles en la caza mayor".
¿No está peor el tigre? "Quedan menos, efectivamente. Unos tres mil en estado salvaje. Pero desde el punto de vista de la conservación no es lo mismo perder un tigre que un león. El tigre no es social, viven de manera solitaria en territorios enormes y la muerte de uno no afecta de manera tan grave a la especie. Con muchos menos tigres puedes asegurar su pervivencia". El tigre, además, se encuentra mejor protegido legalmente. De hecho una de las iniciativas del proyecto Big Cats es lograr la equiparación de ambos. Poner al león africano en el Apéndice I de la Convencion de Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) y no en el II como está ahora . "Que se prohíba ya cazar leones, como se ha prohibido cazar tigres".
Una de las ideas iniciales de los Joubert era comprar licencias, es decir, pagar para salvar a leones condenados, pero ahora creen que la medida es insuficiente. Además de detener la caza legal, hay otros frentes. "Hay que preservar las áreas protegidas. Hace falta dinero para pagar compensaciones a las tribus que pierden su ganado en las garras de los leones y los matan por ello, pagarles la vaca muerta a precio de mercado. Y para educar a los masais y a los demás en la idea de que los leones no son una amenaza a sus intereses sino una fuente de riqueza". Otro gasto es en la protección de ganado. Dereck señala la posibilidad de colocar algún tipo de dispositivo electrónico en los leones que advierta de su presencia a las vacas. Salvar al león significa, destacan los Joubert, salvar a muchas otras especies, el ecosistema africano e incluso los parques naturales y a los propios africanos. "No olvidemos que el gran reclamo de los safaris fotográficos es los leones. Si dejara de haberlos, el turismo desaparecería. Nadie quiere ir a una reserva en África en la que no haya leones".
Siempre quedarán los leones en cautividad. "No es lo mismo. A pesar de experiencias como la de la Elsa de Nacida libre, los leones no pueden ser reintroducidos con éxito en la naturaleza". Los Joubert están contra los zoos. "Hoy hay otras formas de observar animales, como las películas, incluso en 3D". En cuanto a los circos, "son una absurda extravagancia que ridiculiza y humilla a los animales". Estos, recalcan, "no están en el mundo para entretenernos", y se los debe ver en su medio en un ambiente de "celebración y respeto".
En cambio, consideran que los gatos domésticos, tener uno, son una buena forma de aprender lo fascinantes que resultan los felinos. "Aprendes más de los leones observando a un gato que yendo al circo o al zoo. Entendiendo al gato, entiendes al león".
 Texto publicado el 11 de Febrero de 2012. 

domingo, 19 de febrero de 2012

Corridas de toros en Colombia: ¿morirán de viejas?

Por: Arturo Wallace, BBC Mundo, Bogotá


Con la clausura este domingo de la temporada taurina de Bogotá también perderá fuerza -por lo menos hasta el año que viene- el debate sobre el futuro de la "fiesta brava" en Colombia.
La polémica, que ya se ha vuelto recurrente, alcanzó una dimensión especial este año cuando el alcalde de la capital, Gustavo Petro, se distanció públicamente de lo que calificó como clic"un espectáculo acliclrededor de la muerte".

La alcaldía bogotana retiró su apoyo económico a las corridas y, a lo largo de la temporada, el palco reservado para las autoridades edilicias en la plaza de toros La Santamaría permaneció vacío.
Numerosos activistas antitaurinos aprovecharon la coyuntura para pedirle al alcalde que convocara a un referéndum sobre el futuro de la fiesta.
Por lo pronto, sin embargo, la actividad está protegida por una sentencia de 2010 de la Corte Constitucional, que reconoce el derecho de los ciudadanos a mantener vivas sus tradiciones culturales.
Y la fiesta todavía parece contar con el apoyo de los principales medios de comunicación, así como de la élite política y económica del país.
Así las cosas, muchos consideran que, de llegar, el fin de las corridas de toros en Colombia tendrá que darse más por "muerte natural"; es decir, como una consecuencia de la falta de recambio generacional entre los aficionados a la tauromaquia.

Lo que obliga a la pregunta: ¿qué tanto interés despiertan los toros -y su futuro- entre los jóvenes colombianos?

¿Juventud vs. juventud?

Una realidad innegable es que los protagonistas de las cliciniciativas más visibles en contra de las corridas son jóvenes, los que se organizan a través Facebook, informan sobre sus protestas vía Twitter, y luego las filman y las suben a YouTube.

Y cuando el columnista del diario El Espectador Salomón Kalmanovitz afirmó en vísperas de la temporada taurina que la edad promedio de los asistentes a la fiesta era de 60 años, numerosos lectores asumieron sin dudar que esto era verdad.
Kalmanovitz, sin embargo, dijo a BBC Mundo que el dato no tenía ninguna base científica, "fuera de los muy aficionados que se reúnen antes de la corrida en el Restaurante El Parque".

"Lo utilicé para martirizar a los cronistas (taurinos) Antonio Caballero y Alfredo Molano, quienes tienen mi edad (68)", explicó.

Y una visita a la plaza de toros La Santamaría en temporada de corridas basta para constatar que, al menos entre los aficionados de Bogotá, los jóvenes no son un producto particularmente escaso.

"Son bastantes (los jóvenes de mi edad que vienen a los toros). Menos que antes, pero sí (vienen bastantes)", declaró a BBC Mundo Camilo Gutiérrez, de 21 años.
Y el periodista taurino Javier Baquero, "Jaba", destacó la existencia de iniciativas como "La Universidad del Toro" que intenta vincular a cada vez más jóvenes colombianos a la fiesta brava.

"Es una asociación de jóvenes de las diferentes universidades del país, de muchachos muy jóvenes que están luchando por la fiesta, por sacar adelante esto", señaló a BBC Mundo.

"La fiesta de los toros en Colombia fue, es y seguirá siendo un patrimonio cultural, un patrimonio histórico, y como tal se sigue viviendo con la misma intensidad", afirmó.

Dos brechas: generacional y de clase


No todos los aficionados, sin embargo, son tan optimistas como "Jaba".

"Los jóvenes no están interesados en asistir a las corridas. Y la juventud es la que está imponiéndose en el mundo", dijo Jaime Bejarano, de 68 años y con más de 40 de asistir a las plazas.

Y para Onel Márquez, quien se hizo aficionado a los toros en 1958, una de las principales amenazas que enfrentan las corridas en Colombia es que únicamente logran atraer a los jóvenes de clase alta.

"Sí, aparentemente hay jóvenes, nuevas generaciones, pero es gente rica, ésta es gente rica la que usted está viendo acá", dijo a BBC Mundo, al tiempo que señalaba a los jóvenes presentes en La Santamaría para la apertura de la temporada.

Márquez piensa que la brecha generacional, combinanda con la brecha de clase, podría terminar erosionando irremediablemente la base de apoyo con la que aún cuenta la fiesta brava.

Y Patricia Martínez se basa en su propia experiencia para concluir que ésta, en Colombia, ya tiene los días contados.

Hija de padre taurino, Martínez asiste a corridas desde muy temprana edad. Pero ella no ha logrado conseguir interesar a sus hijos, que están por entrar a la universidad.

"Más bien, en los días de corrida, me organizan protestas en la casa, en defensa de los animales", contó a BBC Mundo.

El debate, en cualquier caso, continúa. Y todo parece indicar que las corridas de toros en Colombia sobrevivirán sin problemas hasta otra temporada.

Pero en la mente de taurinos y anti-taurinos la pregunta parece ser la misma: ¿hasta cuándo?


miércoles, 15 de febrero de 2012

Las fieras humilladas de los narcos

Por KIEN&KE
La imponencia del puma ya es historia. Cuatro años antes había sido capturado en el Bajo Cauca por capricho de un tipo con dinero. El felino fue encadenado con el ánimo de ser exhibido en una de sus fincas de la Cordillera Occidental, como muestra palpitante del poder animal de quien por esos días comandaba un ejército de hombres a su servicio. La leyenda cuenta que un día, cansado de sus rugidos y zarpazos, mandó a arrancarle los colmillos y las garras. La cirugía, practicada quién sabe dónde y cómo, desencadenó una infección que empezó a devorarle la pata izquierda con tal fiereza que a los pocos días tuvieron que cortársela de tajo.
Detrás de las rejas, el gato camina dando brincos como un remedo de felino. Su cuidadora da detalles del relato con una voz que gravita entre la abulia y el desconsuelo, mientras cuenta que a la antigua fiera ahora deben alimentarla con carne molida y trozos de pichón. En los 16 años que lleva haciendo ese trabajo, la mujer ha escuchado tantas historias provenientes de la barbarie que ya nada parece aterrarla. Villa Lorena, un zoológico para animales desahuciados que funciona al oriente de Cali, se ha convertido con el tiempo en un museo de algunas de las crueldades menos publicitadas de la condición humana y los narcotraficantes que han reinado en este país.
Este puma, a quien le quitaron las garras y los dientes,  perdió su pierna por una infección.  
A cien metros del puma, por ejemplo, está Rumbero, un león que perteneció a un extinto mafioso de Manizales que le parecía divertido someterlo a los excesos de sus fiestas. Entonces, para que tuviera la docilidad de un oso de felpa, lo apaciguaban con inyecciones de whisky y humo de marihuana que uno de sus lugartenientes encendía en la jaula donde permanecía confinado.
Los veterinarios aún no han podido determinar el daño cerebral causado por aquel abuso, pero se sabe que Rumbero se acostumbró tanto a la estridencia de la música con la que era atormentado, que el silencio en el que ahora habita a ratos puede resultarle una insufrible: hay mañanas en las que despierta y al no escuchar nada, ruge, lanza sus garras al aire, se desespera. De cerca, el rey de la selva, con una mirada verde y extraviada, se ve como un drogadicto en terapia que aún no logra comprender que ya fue rescatado.
Me crié viendo animalitos en la casa. Y me voy a morir cuidándolos”, dice Ana Julia Torres 

Sin embargo los peores atropellos no sólo provienen de la mafia. En Villa Lorena, que es más bien un albergue para enfermos en estado terminal, hay tigrillos ciegos, perros de monte cercenados por campesinos borrachos, un cocodrilo sin manos, monos con balas incrustadas en la espalda, guacamayas sin alas, búhos atrofiados a pedradas. Hace apenas unas semanas, murió allí un león decomisado a un circo que pasaba por la ciudad. Al dueño del espectáculo le había parecido una idea magnifica para su espectáculo poder cabalgar al temido depredador, demostrando así que no hay nada superior al hombre. Y para eso, se le ocurrió montarlo desde cachorro como si se tratara de un pony. El león, cuando llegó al zoológico, era un anciano enclenque no más alto que un perro labrador. Las patas, vencidas por las cabalgatas de años y años, se le doblaban hacia adentro como alambres retorcidos incapaces de sostener su propio peso.

Ana Julia Torres, la dueña de Villa Lorena, que se encarga de cuidar ella misma a los pacientes, explica que las visitas del público están prohibidas porque las desgracias no son para exhibirse. Quizás esa sea la más humana de sus convicciones. Ella, que a primera vista se ve como un ama de casa antes que como una salvadora de fieras caídas en desgracia, es una profesora de primaria que asegura haber heredado de su papá, un campesino del Eje Cafetero, aquella convicción. “Me crié viendo animalitos en la casa. Y me voy a morir cuidándolos. Mis hijos van a ser los herederos de esa suerte. El menor quiere ser veterinario”. El albergue lleva el nombre de la mayor de sus hijas, Lorena, que es es médica.
A la entrada de Villa Lorena, bajo una enramada cubierta por un techo de paja, las reproducciones de las publicaciones internacionals que se han interesado en el zoológico cuelgan de las paredes de un salón, en el que también permanecen exhibidos los cuerpos disecados de animales que han tenido una muerte célebre por lo penoso del episodio: avestruces, venados, ocelotes, tigres.
Muchos animales fueron sometidos a violentas cirugías, como este loro al que le cortaron el pico. 
Aunque no hay un caso menos atroz que otro, quizás el más aberrante en esa galería de la vejación es el de Yeyo, un mono atrofiado por el aturdimiento de un ebrio que al emborracharse lo cogía a patadas para vengarse del abandono de su esposa. Cuando llegó al zoológico, le faltaba un ojo, tenía la mandíbula rota, la cola partida, las costillas astilladas. Yendo en contra de las predicciones médicas, el amor que recibió de Ana Julia comenzó a sanarlo.
Ella cree, incluso, que el mico llegó a reconocer en los seres humanos algo distinto al desprecio. Pero las golpizas que había recibido lo tenían condenado: no pasó mucho cuando a Yeyo le detectaron un cáncer que le minó el rostro de tumores y lo desfiguró de pies a cabeza. Ahora, como un recordatorio de, su cuerpo permanece en una urna de cristal con los brazos abiertos, como esperando que, pese a todo, alguien lo abrace.

martes, 14 de febrero de 2012

Cierre Campaña Concentraciones Antitaurinas en Bogotá (Febrero 2012)

Por: Fundación Preacolombia

El CIERRE de campaña antitaurina en Bogotá es el domingo 19 de febrero a partir de las 12:00m en calle 26 con cra 7. Organiza Preacolombia con la invaluable Colaboración, apoyo y Coordinación de VIDA UNIVERSAL

Invitamos a ongs, activistas animalistas y en general a la ciudadanía a apoyar esta última concentración antitaurina.

En feria antitaurina, quienes deseen promover sus actividades animalistas y ongs, serán bienvenidos, pueden llevar puestos de información, carpas, comida vegetariana, comercialización de productos de la causa, expresiones artísticas, música animalista, grupos musicales, con pequeño equipo de sonido que se dispone pueden hacer presentaciones musicales, teatrales etc.

NOTA: En Caso de carpas, es necesario confirmar previamente asistencia a email: preacolombia@hotmail.com. El cupo es limitado por espacio. Al igual de grupos musicales y teatrales...

Está demostrado que las movilizaciones desde luego pacificas son una gran herramienta para exigir una nueva cultura de paz. NO PERMITAMOS QUE FUERTES INTERESES DE LOS TAURINOS ACALLEN NUESTRA VOZ DE PROTESTA.

Quienes deseen llegar desde antes bien lo pueden hacer..

viernes, 10 de febrero de 2012

Razones para adoptar un animal criollo

Por: Adopta Bogotá

1. Son exclusivos, originales e irrepetibles, además de su espléndido aspecto, tienen muchas otras virtudes que ofrecer, sus cualidades le hacen único.

2. Tienen una enorme capacidad de afecto y rebosan cariño.

3. Son muy leales, fieles y nobles.

4. Son muy inteligentes y fácilmente adiestrables.

5. No sufren degeneraciones por consanguinidad y gracias a las “mezclas” de las que provienen disfrutan de graciosas peculiaridades que hacen de cada animal un ejemplar irrepetible, único, casi exclusivo.

6. Asimismo presentan una admirable resistencia física y una gran longevidad (se sabe de ejemplares que han llegado a los 20 años).

7. A menudo son más tranquilos y equilibrados que sus parientes de pura raza; los cruces realizados por criadores poco profesionales pueden provocar alteraciones de comportamiento en algunos ejemplares de raza; sin embargo la selección natural de los mestizos evita casi en la totalidad dichas alteraciones.

8. Desean ardientemente la segunda oportunidad que tanto merecen.

9. Además, los perros de pura raza no son más que mestizos prolongados en el tiempo. Si elegimos una raza tan admirada como el San Bernardo y analizamos su genealogía, veremos que en él se mezclan sangres de dogos alemanes y perros de montaña de los Pirineos; los dogos provienen de la mezcla de mastines con lebreles irlandeses, mientras que el perro de montaña de los Pirineos desciende del Maremmano.Abrucés y del pastor húngaro Kuvasz.

10. Las familias que adoptan están plenamente satisfechas y felices con sus nuevos compañeros, independientemente de su origen, pues todos los perros y gatos, de raza y mestizos, poseen extraordinarias virtudes que hacen de ellos compañeros ideales.

jueves, 9 de febrero de 2012

Decenas de activistas se Pusieron en la Piel del Toro en Bogotá

Por: AnimaNaturalis

Activistas de AnimaNaturalis se postraron semidesnudos y pintados para formar un toro tendido en la Plaza de Bolivar, y así presionar por una consulta popular en pro de la abolición de la tauromaquia en la capital.

Decenas de activistas semidesnudos y pintados formaron un toro tendido, para pedir al Alcalde Gustavo Petro una consulta popular para que sean los ciudadanos quienes decidan si desean corridas de toros o no en la capital.

Los activistas convocados por AnimaNaturalis Internacional, realizaron un performance en plena Plaza de Bolivar, en la cual salieron  en marcha fúnebre y silenciosa, mientras uno de ellos exclamaba "Se escucha la música anunciando el inicio de la fiesta brava, se abren las puertas y ahí estoy yo, con el corazón agitado, con la piel sudando, con los ojos heridos por el sol. La muerte se esconde detrás de un capote, la muerte se clava en mi cuerpo, y lloro lágrimas rojas por mi lomo, la muerte está de pie frente a mí".

Un gran número de personas se acumuló alrededor de la figura para observar los "cuerpos muertos" de casi cien activistas, que en medio del frío denunciaban las atrocidades a las cuales son sometidos miles de toros en los países que aún son legales las corridas.
La directora nacional de AnimaNaturalis en Colombia, María Paula Silva, afirmó que el objetivo de la acción es "pedir al alcalde de Bogotá, el doctor Gustavo Petro, que llame a una consulta popular para que seamos los ciudadanos los que decidamos la suerte de las corridas de toros".

Anotó además que "existe voluntad política" por parte de Petro, pero que con la acción pretendían "presionarlo" para que el alcalde convoque esta consulta cuanto antes.
"Estamos convencidos de que en este momento contamos con la madurez ciudadana para asumir una consulta popular de este tipo, ya que cada día es mayor el rechazo a este tipo de espectáculos que torturan o matan animales", afirmó la portavoz animalista.

Aunque los activistas de AnimaNaturalis no se satisfarán con el final de la tauromaquia en Bogotá: "nuestro objetivo final es la abolición total de las corridas de toros, no sólo en Colombia, sino en los ocho países donde todavía se ve esta cruel práctica", concluyó Silva.

Esta actividad se desarrolla en medio de un gran debate nacional e internacional sobre el tema, y da fin a la escalada antitauromaquia que planeó AnimaNaturalis para mostrarle al mundo los aberrantes espectáculos que aún persisten con los animales.

martes, 7 de febrero de 2012

Envenenaron a decenas de palomas en parque de La Estrella, Antioquia

Por: Canal RCN

Los habitantes del municipio están indignados. Sesenta palomas que todos los días se alimentaban en el parque principal fueron envenenadas. Los bomberos debieron realizar un operativo especial para rescatar los cuerpos de los pequeños animales que murieron en techos, palomeras y árboles.

La comunidad rechazó la acción criminal. “Las palomitas no tienen la culpa y no deben pagar las consecuencias de los demás”. Las autoridades tomaron muestras de algunas palomas muertas para establecer en un laboratorio con qué sustancia fueron envenenadas. 

lunes, 6 de febrero de 2012

Sancionarán a militares que aparecen en foto maltratando a perros

Por: Noticiascaracol.com

Las autoridades ya tienen identificados a dos infantes de marina que, en unas imágenes que causan indignación, se ven lastimando a unos animales.